Viajar por la Costa Oeste de Estados Unidos: Qué hacer en Las Vegas


Las Vegas es una de las paradas que nunca faltan cuando uno prepara un viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos o por la Ruta 66. Y no es para menos: hay que ir. Una amiga me dijo que Las Vegas es un sitio al que todo el mundo debería poder ir al menos una vez en la vida, y en efecto estoy de acuerdo con ella. Es fascinante y sorprendente.

Las Vegas fue para nosotros la tercera parada de nuestro viaje, dejando atrás Yosemite Park y Death Valley Park. Por lo tanto, yo llegué a Las Vegas desde el norte, pero dada su situación, llegarás fácilmente tanto si vienes haciendo la Ruta 66 desde Chicago, como si lo haces desde Los Ángeles.

¿Cuántos días estar en Las Vegas?

Pues probablemente esta sea la pregunta más complicada, porque Las Vegas puede tanto de si como quieras. Para entenderlo, mejor enumerar primero todo lo que se puede hacer en esta ciudad:

1. Pasear por el Strip de Las Vegas (especialmente de noche) y disfrutar de sus luces, sus neones, los músicos en la calle, la gente disfrazada buscando hacerse una foto...



2. Pasear por todos los hoteles del mismo Strip. Cada uno está tematizado de forma diferente, y suponen un auténtico parque temático. Sin salir de Las Vegas puedes viajar a Egipto, a Venecia, a Paris, a New York... Cada hotel está lleno de tiendas, de modo que pasear por el interior de los mismos es muy muy entretenido. No os puedo decir cuál es más bonito que otro, sinceramente todos son distintos y todos aportan algo, de modo que, si tienes tiempo, debes visitarlos todos. Además, algunos de los hoteles tienen atracciones en su interior, como la montaña rusa del New York, las Góndolas del Venetian, o el Acuario del Mandalay Bay.



3. Jugar en los casinos. Las Vegas es sinónimo de Casino. Hay uno en cada hotel. Y son enormes. La primera vez que llegas a uno de ellos y ves esa vorágine de gente jugando, de máquinas luminosas, de sonidos... sorprende y fascina por igual. Tengo que confesar que los casinos no son lo nuestro, de modo que sólo gastamos un par de dólares en una máquina.


4. Disfrutar de los espectáculos gratuitos que algunos hoteles ofrecen. El más famoso, el espectáculo de luces y sonidos del hotel Bellagio. Va cambiando frecuentemente, e incluso en un mismo día cambian las canciones de cada pase, de modo que puedes ver diferentes performance. Nosotros vimos dos, "UpTown Funk" y "Con Te Partiro". Uno de día, y otro de noche. Fueron maravillosos. Podéis consultar los horarios de los pases, y las canciones del momento, en la web del hotel. El Hotel The Mirage también tiene un interesante espectáculo de luces, sonido... y fuego.



5. Disfrutar de alguno de los espectáculos de la ciudad. Muchos de los hoteles ofrecen grandes espectáculos de pago que incluyen nombres tan sonados como Cirque du Soleil, Cher, Lady Gaga... no son baratos, de modo que, tú decides. Podéis consultar la cartelera actual y comprar entradas por anticipado desde Civitatis.

6. Visitar Freemont Street. Se dice que es el orígen de Las Vegas, donde nació todo. Esta calle, situada al norte de la ciudad (tendrás que coger taxi o bus para llegar desde el Strip), está igualmente llena de casinos, tiendas y restaurantes y ofrece un espectáculo único, y gratuito, en la cúpula que cubre la calle.

7. Aprovechar las instalaciones de tu hotel. Todos los hoteles tienen piscina y (la mayoría), gimnasio, de modo que también podrás disfrutar de tiempo de ocio y relax en tu hotel. Lo de la piscina es especialmente útil si váis en verano, porque las temperaturas fuera durante el día superan los 40 y hasta los 45 grados. El calor es INTENSO.

Booking.com 8. Visitar el Museo del Neón. Nosotros no lo hicimos por falta de tiempo (y pereza de coger transporte), pero me quedé con las ganas de visitar este museo que almacena viejos neones en desuso. Está cerca de Freemont Street.

9. Y hacerte la foto en el cartel de Welcome to Las Vegas. Lo encontrarás al final del Strip (o al principio, según lo mires :P), un poco más abajo del Hotel Mandalay Bay. Se encuentra en lo que sería la mediana de la carretera, con un pequeño parking gratuito delante. Nosotros fuimos temprano para evitar colas excesivas.

Digamos que estas son las cosas básicas que puedes hacer en Las Vegas. Como ves, no es poco. A esto habría que sumarle otras opciones que son bastante habituales, como ir de excursión al Gran Cañón desde Las Vegas, o, incluso, casarte al estilo Elvis... O, mejor aún, una combinación de ambas: ¡casarte en el Gran Cañón!. Es decir, aburrirte en Las Vegas es imposible.

Así las cosas, creo que ya te puedes hacer una idea de cuántos días necesitas, en función de lo que quieras hacer. Nosotros estuvimos dos días y dos noches, y nos dio tiempo a todo lo de arriba, menos el punto 6 y 8. Eso sí, como os decía, sin dedicar mucho tiempo a jugar a casinos, porque no era lo nuestro... Lo de casarnos no nos lo planteamos, y lo del Gran Cañón preferimos dedicarle un día entero en exclusiva.

¿Dónde dormir?



Curiosamente, los hoteles en Las Vegas no han sido lo más caro del viaje. Me sorprendió encontrar ofertas más que asequibles. Claro que, en realidad, que los hoteles sean baratos es una especie de espejismo: lo que te ahorras en hotel, te lo vas a gastar luego en comidas, atracciones... Porque sí, tengo que deciros que esta ciudad es cara. Nosotros elegimos el Hotel Luxor, nos hacía ilusión dormir en "Egipto", y encontramos una buena oferta en Booking. Consejo: en este y otros hoteles existe la opción del Check-in online. Hacedlo. A Las Vegas viaja MUCHA gente, y las colas para el check-in en los hoteles es inmensa. Nosotros, con el Check-in online, nos dirigimos al mostrador destinado para ello y en menos de 4 minutos ya estábamos en nuestra habitación.


¿Cómo moverte por Las Vegas?

Nosotros dejamos el coche en el parking del hotel (10 dólares por día en el Self Parking, no uséis el VALET Parking porque va por horas y es mucho más caro) y nos olvidamos de él. Aquí, lo que vas a necesitar son tus pies y trenes monorailes. Recorrer el Strip supone un paseo nada despreciable de 3 kilómetros. Nosotros lo hicimos en varias ocasiones. Como vas paseando, entrando a hoteles, viendo atracciones, luces... se hace ameno, de modo que no es una locura. Pero, si te cansas, siempre puedes usar los trenes gratuitos que unen algunos de los hoteles y que te servirán de atajos. En el momento de mi viaje y de escribir este post, existían 3: Uno que unía Mandalay Bay, Luxor y Excalibur, otro que une Park MGM, Aria y Bellagio y otro que une Mirage y Treasure Island. Parece una tontería, pero cuando estás cansado y si, como en nuestro caso, tu hotel está en uno de los extremos del Strip, estos trenes ayudan. Funcionan desde las 9am y, el que antes termina, lo hace a las 00:30 de la madrugada.

Por último, volver a recomendaros la tarjeta Holafly si queréis tener buena conexión 5G ilimitada sin depender de vuestro roaming o de las altas tarifas internacionales de los operaciones nacionales.

En este blog encontrarás enlaces afiliados. Si los pinchas, nos ayudarás a seguir manteniendo el blog. Igualmente, puedes ayudarnos haciéndote fan de nuestra página en facebook y siguiéndome en Instagram.

Comentarios

Booking.com