Cómo llegar, moverse y qué hacer en Los Ángeles, la meca del cine


Este verano, dentro de la Ruta por la Costa Oeste de Estados Unidos, pude cumplir uno de mis sueños: Viajar a Los Ángeles. Para alguien como yo, amante del cine y la televisión, ir allí era absolutamente emocionante.

Y tengo que decir que sigo igual de emocionado de haber podido conocer todos esos lugares que tantas y tantas veces he visto en la pantalla. Pero hay ciertos matices que os contaré al final de post que hacen que, si soy sincero, Los Ángeles no hay cumplido del todo mis expectativas. Pero vayamos por partes:

¿Cómo moverse por Los Ángeles?

Nosotros llegamos a la meca del cine en coche, provenientes de San Diego. El camino fue sencillo y tuvimos suerte de no pillar uno de esos kilométricos atascos que se ven algunas veces en fotos y vídeos. En este sentido, y como os comenté en el post general de la ruta, tengo que decir que conducir por Los Ángeles fue muy sencillo. A pesar de esas autopistas de 10 carriles por sentido, allí se conduce de manera muy cívica, y jamás tuve ningún problema para incorporarme o salirme de las mismas.


Dentro de la ciudad, ya es otra cosa. Las distancias entre los puntos de interés son ENORMES. Y los atascos, esta vez sí, son frecuentes. Por ello es importante que planifiques bien tus rutas y los momentos de transporte. Por ejemplo, para ir del Paseo de la Fama a Santa Mónica puedes tirarte unos 45 minutos en el coche... Si a eso le sumas las zonas de aparcamiento limitado... muchas veces va a ser mejor que cojas transporte público, que si bien no te libra del atasco, al menos sí lo hace de la búsqueda de parking. Nosotros no usamos el metro. Nos habían hablado muy mal de él por peligroso... de modo que decidimos no correr riesgos.

En este sentido, y a la hora de planificar vuestros traslados, tened en cuenta también las pequeñas rutas de bus gratuito que encontraréis, por ejemplo, en West Hollywood. Se trata de dos rutas, llamadas Cityline Shuttles, que os permitirá ir gratis de Sunset Boulevard a West Hollywood, con sus paradas intermedias, claro.

¿Dónde dormir en Los Ángeles?

Repito. Los Ángeles es una ciudad gigantesca. Y no vas a poder estar en un sitio cerca de todo. De modo que tendrás que elegir si quieres hospedarte cerca del Paseo de la Fama, en el Downtown, cerca de la playa... Nosotros escogimos la zona de Fairfax, entre Melrose Avenue y Beverly Boulevard. Estaba situado a unos 10 minutos en coche del Paseo de la Fama, el mismo tiempo a West Hollywood (zona que nosotros visitamos mucho por acoger el barrio LGTB) e igualmente a unos 10 minutos de Rodeo Drive. El Downtown estaba a unos 35 minutos y Santa Mónica Beach unos 40.

Escogimos un apartamento que no os puedo recomendar porque, aunque fue maravilloso, su dueño nos dijo que debido a la política de la ciudad contra los alojamientos turísticos, nosotros seríamos sus últimos huéspedes, porque ya no le merecía la pena "luchar" contra la administración.

Booking.com

¿Qué ver en Los Ángeles?

Vamos al meollo de la cuestión, porque aquí empieza lo divertido: empezar a disfrutar de todos esos lugares que, hemos visto tantas veces en fotos, películas o vídeos, que nos resultan extrañamente familiar.

* Paseo de la Fama: No hay visita a Los Ángeles sin ir al Paseo de la Fama. Me habían dicho que decepcionaba, que era una calle con placas en el suelo sin mucha más sustancia... Pues a mi me encantó. Tanto de día, como de noche, es una calle llena de "placas" en el suelo, sí, pero también de artistas callejeros, de luces, música, tiendas... y un montón de museos para el que tenga tiempo y ganas (entre ellos el Madame Tussauds). Y bueno, perdón, pero no sólo placas, son las famosas Estrellas del Paseo de la Fama. Y como tal, veréis todo el rato a gente tirada por el suelo haciéndose la foto con su estrella preferida. Seguro que haréis lo mismo. Hay que hacerlo.



Es en este lugar donde podréis ver el célebre teatro donde se entregan los Oscar y, al lado, el Teatro Chino, mucho más llamativo. El entorno del Dolby Theatre de los Oscar es un gran centro comercial desde cuya segunda planta podréis observar las letras de Hollywood.

* Observatorio Griffith y letras de Hollywood: Visitar el Griffith Park y ver las letras de Hollywood suele hacerse el mismo día. Aquí os tengo que decir que no pudimos ver el primero. No caigáis en el error que cometimos: ir un domingo por la mañana. Aquello estaba LLENO de gente, y gente significa coches. Y coches significa... parking completo. Lo más que alcanzamos es a subir con el coche... dejarnos llevar por el camino... y salir de allí. La cosa es que subes y bajas por puntos y carreteras diferentes, de modo que, al menos, vimos el paisaje...



Tras ese fracaso, nos dirigimos a ver las letras de Hollywood. Cuidado porque en esta aventura es habitual que la gente aparque el coche en cualquier lugar para ver y fotografiar las letras lo más cerca posible. Y cascan buenas multas. Nosotros decidimos verlas desde el Lake Hollywood Park. Si ponéis esa dirección en el GPS os llevará a un parque en el que, esta vez, sí, pudimos aparcar y ver las letras a una distancia bastante cercana.

* Santa Mónica y Venice Beach: Sin duda uno de los lugares que más me gusto de Los Ángeles. Una vez más, el vínculo con el cine y la televisión hace que sea un lugar que vas a reconocer fácilmente, empezando por las célebres casetas de "Los Vigilantes de la Playa" de Santa Mónica Beach, pasando por el animado paseo de Venice Beach lleno de tiendas, deportistas... y un ambiente increíble. No perdáis de vista la Muscle Beach, un gimnasio al aire libre donde veréis cuerpos que lo mismo os deprimen... ¡De revista!. Y daos una vuelta por los canales de Venice Beach, porque son adorables.


Y por supuesto, uno no puede irse de esta zona sin disfrutar la noche del Muelle de Santa Mónica, un lugar lleno de atracciones y restaurantes que, además, es el final de la Ruta 66 (hay un cartel que así lo atestigua y en el que, claro, todos nos hacemos la foto). Desde aquí vivimos uno de los atardeceres más bonitos del viaje.



* Downtown: Me habían dicho que era la zona más peligrosa de la ciudad, y de hecho hasta me dijeron que la evitara... De modo que decidimos visitarla de día. No es lo más bonito de la ciudad, pero sí que tiene ciertos lugares especiales, como el Walt Disney Concert Hall, el Gran Central Market (ideal para comer) o el célebre por "La La Land" Angels Flight Railway. Por cierto, frente al mercado central podréis entrar en el Bradbury Building, edificio que os sonará por "Blade Runner".



Aquí visitamos también Japan Town, un pequeño rincón de tiendas y restaurantes que os recordará ligeramente a Japón y, lo que más me gustó de esta zona, El Pueblo y su Olvera Market Street, el mejor lugar para respirar y recordar el origen latino de Los Ángeles.



* Rodeo Drive y Beverly Hills: Otro de esos lugares míticos que visitar. Sinceramente, es de lo más decepcionante. La estampa más conocida no es más que una callecita muy pequeña llena de tiendas de lujo. Frente a esta calle, el no menos célebre hotel de Pretty Woman (Beverly Wilshire Four Seasons). Desde aquí, nosotros subimos andando por Rodeo Drive hasta adentrarnos, un poco, por las calles llenas de palmeras y mansiones de Beverly Hills. Y digo "un poco" porque aquello es, de nuevo, enorme. Si os interesa, hay varios tours donde os van contando qué famosos viven en cada mansión.




* Estudios de Cine: En Los Ángeles podréis visitar los estudios donde se han grabado muchas de las películas y series que veis, o habéis visto, en pantalla. Paramount, Universal y Warner son algunos de ellos. Yo elegí Warner Bros Studios Tour, como ya os conté detenidamente en este post. Paramount y Warner son tour guiados y Universal es más un Parque Temático aunque incluye una atracción donde veréis muchas zonas de rodaje. Además, en Los Ángeles tenéis Disneyland...



¿Cuántos días debo visitar Los Ángeles?

Como siempre, dependerá mucho de gustos y de posibilidades... Nosotros visitamos todo lo anterior y estuvimos 4 noches allí. Menos hubiera sido imposible. Más... sólo si hubiéramos querido visitar algún parque temático, que, por esta vez, decidimos dejarlos pasar.

¿Merece la pena Visitar Los Ángeles?

Rotundamente, sí. Al principio del post os dije que me había decepcionado un poco. Y os quiero contar los motivos. El primero es que me chocó muchísimo la desigualdad latente en la ciudad. Tan pronto estábamos paseando entre mansiones, como, al cruzar la calle, entrábamos en un suburbio lleno de gente durmiendo en colchones en la calle. Y es un contraste que choca y entristece.

Lo otro que no me gustó fue que, en realidad, y dejando de lado los puntos turísticos que os he señalado, el resto de la ciudad es como un gran polígono lleno de avenidas enormes sin nada que ofrecer más que minutos de coche. Dicho de otro modo... fuera de los atractivos, es una ciudad fea.

Pero insisto, sí, rotundamente, hay que visitarla, especialmente si, como a mi, te gusta el cine. También os digo que, salvando esa pequeña decepción, es una ciudad que recuerdo con mucho cariño y, aunque en un principio pensé que, vista una vez no volvería, a medida que pasa el tiempo como que se despierta un gusanillo especial de volver. Seguro que os ha pasado con más de un viaje.

Recuerda que en Estados Unidos es importante que llevéis conexión móvil para activar el GPS, y que en Estados Unidos podéis tener 5G gracias a HolaFly. Podéis comprarla en el siguiente enlace y si introducís el código UNMAPAENLAMALETA tendréis un descuento del 5%.

Como siempre os digo, en este blog encontraréis enlaces de afiliados. Si decides reservar tus excursiones, vuelos u hoteles a través de ellos, nos ayudarás a mantener el blog sin que ello tenga un coste adicional para ti. ¡Buen viaje!

Sigue nuestros viajes en facebooktwitter e Instagram.



Comentarios