De vuelta de Japón: Primeras impresiones de un país fascinante

18:46

Cuando hace unos meses compré el billete de avión que me llevaría a Tokyo, comenzó una maravillosa aventura preparando el que era uno de mis viajes soñados: Ir a Japón. En todo el proceso de preparación os confieso pasé nervios, y en algunos momentos pensé que, quizás, mis expectativas eran tan altas, que a la hora de la verdad me defraudaría el país del sol naciente. Hace menos de 24 horas que he vuelto a España, y ese viaje soñado no sólo no me ha defraudado sino que ha superado las ya altas expectativas que llevaba. Oficialmente puedo decir que estoy enamorado de Japón.



En los próximos posts os escribiré sobre mis vivencias y experiencias en Tokyo, Osaka, Kyoto, Kamakura, Hakone, Takayama, Nara y los Universal Studios de Osaka, pero hoy quiero comenzar este ciclo de artículos en los que desgranaré mi viaje con algunas consideraciones generales sobre lo que me he encontrado en Japón.





1. No tengas miedo, Japón no es tan complicado como lo pintan: Me habían metido miedo, mucho miedo. Me decían que moverse en Japón era muy complicado, principalmente por lo complicado y diferente del idioma y porque, especialmente en Tokyo, no se guían por nombres de calles. Lo segundo es cierto, no hay calles, pero con un buen mapa, contando las calles y tomando como referencias las estaciones de metro, te puedes "encontrar" con relativa facilidad. Respecto a moverse por el país, es sencillo. Todas las estaciones tienen sus nombres en japonés y en inglés, y los constantes avisos de megafonía (también en inglés), hacen que no sea difícil coger trenes.

2. En Japón NO se habla inglés: Sorprende que un país tan avanzado y moderno como este, tenga un nivel de inglés tan paupérrimo. Y sorprende que ni siquiera en hoteles o estaciones, que tratan con turistas a diario, no sepan casi nada. Ármate de paciencia en este sentido.

3. En Japón NO es caro comer: Es más, en Japón, y si dejamos de lado el siempre recurrente McDonalds, he comido más barato que en Reino Unido o Francia, por poner un ejemplo. Comer en Tokyo, por ejemplo, es muy barato, con completos menús por 5 o 6 euros. Por supuesto hay opciones caras, y restaurantes más exclusivos, que son más caros, pero el restaurante medio de calle, es muy muy económico.



4. Los japoneses son MUY AMABLES: Como os decía, no hablan inglés, pero eso no es problema para hacerte entender y ayudarte si, como os decía en el punto 1, os habéis perdido por la ausencia de letreros de calles. Dejan lo que estén haciendo, sacan el móvil, miran su google maps, y te llevan si es necesario a donde sea. Son amables y serviciales a más no poder.

5. Los hoteles de Japón son EXCESIVAMENTE ESTRICTOS con su política de check-in y check-out: Sin duda lo que menos me ha gustado de mi viaje es descubrir que, son tan organizados y estrictos para todos, que incluso pueden llegar a provocar alguna situación incómoda y de hasta lo contrario a lo que pretenden: un mal servicio. Porque de todos los hoteles en los que he estado, en ninguno se me ha permitido entrar a la habitación antes de la hora de check-in. En otros países, si llegas antes y la habitación está lista, te dejan entrar. Aquí no. Y el problema es que la hora de check-in es muy tarde: 15:00 de la tarde en casi todos. ¿Y el check-out? A las 10.00, y si te pasas, te cobran un suplemento por cada hora de más. En todos los hoteles tuve que dejar las maletas, irme a ver la ciudad en la que estaba y volver después. Y eso es incómodo... especialmente en la época en la que he viajado, con un calor infernal, que bien se hubiera agradecido una duchita rápida antes de salir a conocer la ciudad.

6. Lleva SIEMPRE dinero en EFECTIVO: En los hoteles y en las estaciones, podrás pagar siempre con tarjeta, pero en la mayoría de tiendas y restaurantes no, de modo que ve con dinero efectivo o ten localizado los cajeros en los que puedes sacar dinero, como los de 7Eleven Bank.

Como os decía, esta misma semana empezaré a contaros poco a poco lo que ha sido mi viaje en cada ciudad (incluyendo mi cambio forzoso de ruta por el tifón Halong), de momento, ya os avanzo que Japón enamora y fascina, y que si estás dudando en ir o no, quítate las dudas de la cabeza, es un destino increíble.

De momento, voy a recuperarme del jet-lag...

Arigato

También podría gustarte

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Subscribe