Viajar por España: Qué ver en Mijas

Fui a Mijas hace muchos años cuando era niño. Recordaba de aquella excursión que fue un pueblo que me impresionó y del que siempre he dicho era de los más bonitos que yo había visto. Un recuerdo que he querido confirmar, ya con unos años más, visitando de nuevo este precioso pueblo de casas blancas de la provincia de Málaga. Y sí, os cuento un spoiler: Mi recuerdo infantil no estaba equivocado, Mijas es uno de los pueblos más bonitos de España.


Mijas es un pueblo situado a 34 km de Málaga, por lo que llegarás a él en apenas media hora. Dada su cercanía con las destinos costeros de la zona (Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola…) suele ser también una excursión muy recurrente. Fácilmente podéis pasar en Mijas un día entero, porque tiene bastante que ver, pero si vais justos de tiempo, aseguraros al menos de poder pasar una mañana o tarde completa. 


Booking.com  


Ya llegando al pueblo os daréis cuenta de lo bonito que es, porque esa estampa tan andaluza de pueblo blanco se presenta aquí imponente a los pies de la Sierra de Mijas. Es un pueblo bastante turístico, de modo que, lo mejor, es que sigáis las indicaciones del parking para dejar el coche, olvidaros y, comenzar a disfrutar de un paseo que, os aseguro, es impresionante.



Y es que  Mijas es un conjunto de casas, calles y sitios de interés que enamora a cada paso. He visitado pocos lugares tan bien cuidados y armónicos como este. Todas sus calles y plazas están impolutas, y ese blanco nuclear de sus casas enamora. 


Pero por si el paseo no es suficiente, tranquilos, porque a Mijas no le faltan paradas “monumentales” que hacer. Una de las primeras os llevará a la Plaza Vírgen de la Peña, en donde encontraréis la Oficina de Turismo, las primeras tiendas y restaurantes y el Carromato de Mijas, un museo de miniaturas. 



En esta plaza encontraréis también los controvertidos Burro Taxis. No me gusta el turismo que implica un posible maltrato los animales, por lo que yo no monté, pero sí que eché un ojo a los burros, a la historia que cuenta en los paneles y a las cuadras. Aquí se defiende que los burros están muy bien cuidados y con el paso de los años se han tomado algunas medidas para que no sufran, como repartir sus horas de trabajo o no permitir que nadie que pese más de 80 kilos se suba en ellos. Sea como fuere, yo preferí no participar de ello. 


Justo tras la parada de los Burro Taxi se encuentra la Ermita de la Virgen de la Peña y un mirador con unas vistas impresionantes porque, además del pueblo y retazos de la sierra, veréis el mar. 



El paseo por Mijas os llevará a la Plaza de la Constitución y, de ahí, a la Torre  del Castillo y la Plaza de Toros, otro de los símbolos del pueblo por su forma ovalada. A la torre se puede subir para, de nuevo, disfrutar de unas buenas vistas. A los pies de la torre, no dejéis de pasear por los jardines de la muralla porque, además de tener flores todo el año, conoceréis una preciosa historia de amor a través de varios paneles de cerámica. 



Siguiendo por la Calle Coín llegaréis a la Ermita Nuestra Señora de los Remedios. El paseo hasta aquí es, de nuevo , impresionante por la belleza de las calles. 


Volviendo hacia el centro del pueblo, y muy cercana a la Plaza de la Constitución, podéis y debéis visitar la Casa-Museo Histórico-Etnológico, un recorrido por los oficios de la zona y, de paso, por una tradicional casa. 



Como siempre os digo, en este blog encontraréis enlaces de afiliados. Si decides reservar tus excursiones, vuelos u hoteles a través de ellos, nos ayudarás a mantener el blog sin que ello tenga un coste adicional para ti. ¡Buen viaje! Sigue nuestros viajes en facebooktwitter e Instagram.

Comentarios