Turismo LGBT: Así es el ambiente gay de Los Ángeles

No te quedes sin Internet cuando viajas: 5% de descuento en Holafly



Ya os hablé largo y tendido en otros post sobre Los Ángeles y alguno de sus atractivos para los amantes del cine, como puede ser visitar los estudios de Warner. Hoy quiero comentaros qué podéis encontrar en cuanto a oferta LGBT, que no es poco.

Si bien en Los Ángeles hay varios locales para público LGBT en diferentes puntos de la ciudad, voy a hablaros del que yo considero el corazón del movimiento en Los Ángeles: West Hollywood, ya que es aquí donde se aglutinan los principales y más numerosos bares, restaurantes o discotecas.



Como curiosidad, os contaré que me alojé en un alojamiento turístico contratado en MisterB&B cuyo dueño era (y es) homosexual. Dentro de la guía de la ciudad que nos dejó en el apartamento, y que incluía las instrucciones y normas de uso del mismo, nos dejó algunas claves del ambiente de la ciudad. Nos hizo mucha gracia porque nos ponía cosas como "Los Ángeles es muy gay. Todos los gimasios son gays, pero el más gay por excelencia es el 24 Horas Fitness de Santa Mónica Boulevard".

Es en esta calle, pero a la altura como digo de West Hollywood, donde se encuentran un montón de locales de ambiente. Por ejemplo, y como otra de las curiosidades de nuestro anfitrión, el Starbucks más gay de la ciudad. No es que sea un Starbucks diferente... es que su clientela, por estar donde está, es predominantemente homosexual.



Una de las experiencias más divertidas para nosotros fue tomar el Brunch en Flaming Saddles. Es un bar de copas que ofrece también comidas y al que puedes ir casi a cualquier hora del día, la tarde y la noche (en sus horarios, claro, generalmente cierran a las 2am). Nosotros elegimos la hora del brunch porque nos apetecía mucho el plan: un show de cinco drags, con un plato principal y mimosas ilimitadas. Sí, mimosas ilimitadas. Fueron 16 dólares por persona, muy asequible. Eso sí, hay un extra nada despreciable: las propinas a las drags. Allí van con un asistente y un cubo esperando que les des propinas. Y también te lo piden ellas. Me sorprendió muchísimo que la gente se sentaba preparadas para comer y debajo de la servilleta ya se preparaba un fajo de billetes de 1 dólar para ir soltándolos. Obviamente, nos sumamos a la costumbre... de modo que al final, los 16 dólares por persona pueden acabar siendo 30 fácilmente. En todo caso, merece la pena: comes, bebes y tienes un show de categoría en los que, si tienes suerte, el cartel puede incluir a alguna célebre drag de Rupaul's Drag Race.



Como nos gusta conocer los diferentes ambientes de cada bar, os contaré que también visitamos para tomar algo (esta vez sin shows), el cercano Micky's West Hollywood el Gym SportsBar y el famoso The Abbey, que ha sido elegido dos veces como el mejor bar gay del mundo por la la MTV. Es muy bonito, la verdad. Una de las cosas que me gustó de los bares de esta zona, es que todos tienen una terraza en donde la música sigue llegando pero te permite estar al aire libre. Para mi, que suelo agobiarme en locales muy concurridos, fue ideal para, además, no perder de vista a la gente que paseaba, los coches... Por cierto que en casi todos los bares que he nombrado había happy hour por las tardes.



Como muchos barrios gays del mundo, aquí también encontraréis tiendas de ropa, de ropa interior sexy, de artículos de fitness, pasos de cebra pintados con la bandera lgtb y, en este caso, un curioso cartel de la Ruta 66 customizado para la ocasión.



Recuerda que en Estados Unidos es importante que llevéis conexión móvil para activar el GPS, y que en Estados Unidos podéis tener 5G gracias a HolaFly. Podéis comprarla en el siguiente enlace y si introducís el código UNMAPAENLAMALETA tendréis un descuento del 5%.

Como siempre os digo, en este blog encontraréis enlaces de afiliados. Si decides reservar tus excursiones, vuelos u hoteles a través de ellos, nos ayudarás a mantener el blog sin que ello tenga un coste adicional para ti. ¡Buen viaje!

Sigue nuestros viajes en facebooktwitter e Instagram.

Comentarios