Viajar a Nueva York: Qué ver y hacer en Staten Island

Seguro que al leer el título del post lo primero que has pensado es que en Staten Island no hay nada que ver, y que todo el que visita Nueva York coge el ferry para pasar cerca de la Estatua de la Libertad y se vuelve. Pues déjame decirte que esto, que en efecto es lo que hace la mayoría, es un error.  El ferry de Staten Island es muy popular porque cada día sirve de medio de transporte para los ciudadanos de la isla que van a Manhattan a trabajar. Pero, además, también se ha convertido en un reclamo para los turistas porque, además de ser un ferry gratuito, pasa cerca de la Estatua de la Libertad. Y no sólo eso, porque las propias vistas de Manhattan desde el ferry son espectaculares. Sin embargo, la mayoría de la gente coge el ferry de ida, disfruta las vistas, baja en Staten Island y de inmediato se pone a hacer la cola para coger el ferry de vuelta. Existen, por cierto, otros barcos que pasan aún más cerca de la famosa estatua, pero no son gratuitos .  Gracias a que pasé varias

Viajar a Tailandia: Qué ver y qué hacer en Phuket y Patong Beach


Si hay dos sitios de Tailandia que siempre me habían advertido estar masificados de turistas esos son, sin duda, Phi Phi Island y Phuket. Ya os conté en otro post cómo se nos dio la cosa en la primera, y hoy os hablo de la segunda. 

Por si llegas de nuevas a este post, contarte que en verano de 2022 elegimos Phuket porque Tailandia llevaba muy poco abierta al turismo sin restricciones tras la pandemia. Eso nos hizo pensar que el destino estaría menos masificado de lo normal y que era un buen momento para descubrirlo, ya que en nuestro primer viaje a Tailandia rechazamos esa isla por ese “miedo” a un turismo de masas. No nos equivocamos.

Lo normal cuando uno viaja a Phuket es alojarse en algún hotel o resort de algunas de sus playas. Aunque mucha gente me recomendó Kamala Beach por ser algo más tranquila, nosotros elegimos Patong Beach porque nos ofrecía alguna mejor conexión con excursiones y porque, por qué no decirlo, en esta playa había una cierta oferta de ocio nocturno LGTBI, que es importante para nosotros.
 
Probablemente no vi el Patong Beach que muchos conozcan, porque la encontré al 50% de su capacidad. El paso de la pandemia estaba muy reciente, y eso se notaba en la gran cantidad de restaurantes, tiendas, hoteles… que estaban cerrados. Eso también se reflejaba en la afluencia de turistas. En ningún momento sentí agobio, ni siquiera en su célebre Bangla Road, la calle de ocio nocturno por excelencia y donde se juntan decenas de bares y relaciones públicas queriéndote llevar a sus shows de ping-pong girls, go-gos, o, simplemente, beber sus ofertas.


Así las cosas, he de decir que disfrutamos de la zona. Nos alojamos en el hotel Nap Patong, precioso, muy nuevo, con piscina y gimnasio, y unas habitaciones preciosas. En nuestro caso elegimos una que tenía su propio acceso a una mini piscina desde el balcón.


La oferta gastronómica es amplia, pero nosotros siempre buscamos comida local. Os recomiendo huir de los restaurantes en primera línea de playa, pues son más caros y dirigidos al turista. En las calles colindantes a la "segunda línea de playa" hay mejores ofertas. En todo caso, nuestras noches eran siempre de cenar en el Night Market. Nos flipa la comida asiática callejera, y cada noche se monta el típico mercado tailandés lleno de puestos de comida: pad thai, arroz, brochetas, helados… Por poco dinero se puede cenar muy bien.


Nosotros no tuvimos un tiempo del todo bueno, ya que pillamos la temporada de lluvias de agosto y, si bien la temperatura siempre fue buena (siempre hace calor…), los días no fueron del todo agradables como para disfrutar de la playa.
 
Sin embargo, la gran sorpresa para nosotros de Phuket no fue Patong Beach sino Phuket Town, el centro de la isla, la “gran ciudad”, por llamarla de algún modo. Pocos son los que se animan a visitarla, y os la recomiendo totalmente. Su “Old Town” es encantador: un entramado de calles con edificaciones de colores que son el reflejo de una arquitectura sino-portuguesa. Se trata de un estilo colonial que fusiona estilos chino y portugués.


Además, os recomiendo visitar el Templo Jui Tui Shrine, el templo Saeng Tham Shrine, la estatua del Dragón Dorado, el Gran Buda del Wat Khao Rang y el Naka Market, probablemente el Night Market más grande de todos cuantos he visto en Tailandia. Su oferta gastronómica es inmensa.


Y si por si todo esto fuera poco, desde Phuket o Patong Beach se pueden hacer muchas excursiones. Nosotros escogimos una que nos maravilló. Nos llevó a La Cueva de los Monos, El Pueblo Musulmán flotante y James Bond Island. Súper recomendable. Si os apetece ver un poco más, dejé un par de reels en mi cuenta de Instagram, aquí, y aquí


Phuket y Patong Beach nos dejaron muy buen sabor de boca, y especialmente Phuket Town, es un lugar al que no descartamos volver en futuros viajes a Tailandia.

En este blog encontraréis enlaces de afiliados. Si decides reservar tus excursiones, vuelos u hoteles a través de ellos, nos ayudarás a mantener el blog sin que ello tenga un coste adicional para ti. ¡Buen viaje!
Todo lo que necesitas para tu viaje de Jose Manuel Antoral Cuevas

Comentarios

  1. Thailandia es todavía uno de mis destinos pendientes.
    Muchas gracias por compartir estos lugares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudes en visitarlo cuando tengas oportunidad, te va a enamorar seguro

      Eliminar

Publicar un comentario