El día que me enamoré de Liverpool


Tengo que confesaros algo: Estoy absolutamente fascinado con Liverpool. El año pasado decidí viajar a esta ciudad para mejorar mi inglés. No conocía a muchas personas que hubieran ido a la ciudad, más allá de algún fan de The Beatles o algún futbolero, por lo que no iba con excesivas expectativas. En el fondo me daba lo mismo. Yo iba allí a estudiar inglés, de modo que tampoco me importaba demasiado si la ciudad que encontraría sería o no bonita.

Y aunque ya mirando fotos en google me empecé a hacer una idea de que, quizás, la ciudad merecía la pena más de lo que me habían contado, jamás imaginé quedarme tan fascinado con mi experiencia allí. Llegué allí un 8 de noviembre. Y ese fue el día en el que me enamoré de la ciudad de Los Beatles.

Liverpool es una ciudad preciosa. Todos la conocemos por ser la ciudad del famoso grupo musical, o por su equipo de fútbol, por lo que no dispone de un gran símbolo monumental con la que identificarla. Y fíjate que creo que pensar en Liverpool desde el punto de vista musical o futbolístico es hacerle un flaco favor a una ciudad que nos ofrece mucho más.

Para empezar os diré que es Liverpool es absolutamente acogedora. Me sentí como en casa, cómodo y seguro. Y además es muy fácil de recorrer a pie. El centro puedes patearlo andando sin problemas y, en todo caso, dispone de una buena red de autobuses, tren y un estupendo servicio de alquiler de bicis que se ha extendido más allá del centro. Siendo una ciudad "bañada" por el río Mersey, por supuesto también podéis dar paseos en los típicos cruceros turísticos que te darán una visión del skyline de la ciudad.

Si queréis saber más sobre la ciudad, os invito a leer los post sobre la Catedral Anglicana, Crosby BeachThe Cavern Club o Cinco cosas que puedes hacer gratis en Liverpool.

Este vídeo timelapse os ayudará a comenzar a recorrer conmigo esta ciudad:


Y por barrer para casa, este vídeo le hice yo mismo en mi segunda estancia en la ciudad:

 

Comentarios

Booking.com