Road Trip Estados Unidos: De Nueva York a Boston tras un infernal atasco

23:43



Seguimos desgranando el roadtrip de este verano. Tras los primeros días pasados en la maravillosa ciudad de Nueva York, la siguiente etapa estaba clara: Boston.

Todo el viaje planeé rutas de no más de 3 horas o 3 horas y media en coche. Aunque siempre madrugamos para aprovechar al máximo los días, tampoco me apetecía tirarme más horas conduciendo. Y aquí he de decir que me llevé el primer, único y gran chasco del viaje, porque aunque yo había calculado el tiempo perfecto para llegar a Boston a la hora de la comida, lo que nadie puede preveer es que haya un atasco infernal. Mis tres horas programadas se convirtieron en seis. Hablando con una amiga en Boston me comentó que es habitual este tipo de atascos... En mi caso, creo que los factores fueron que era un viernes de agosto (probablemente mucha gente saldría de fin de semana) y que había muchas obras en la carretera.



Salvado este pequeño (gran) inconveniente, por fin llegamos a Boston. Este retraso de horas hizo que dejáramos de lado una de las cosas que más me apetecía visitar: Harvard, pero lo cierto es que me pillaba a desmano desde el hotel, e iba tan cansado de atascos, que simplemente ya quería visitar la ciudad y empezar a relajarme... sin carreras. ¡Otra vez será!

Recorrer Boston no es nada complicado, gracias al Freedom Trail. Se trata de un camino de 4 kilómetros marcados en el suelo con una línea de ladrillos rojos que atraviesa todo el centro de Boston y te permitirá ver, sin perderte, todos los sitios de interés turístico de la ciudad.



Recorriendo el Freedom Trail entero verás el Boston Common, la sede del gobierno del estado de Massachusetts, Park Street Church, Old Granary Burial ground, King's Chapel & Buryng ground, School Street (con la primera escuela pública del país en donde estudió Benjamin Franklin), Old Corner Bookstore Building, Old South Meeting House, Old State House, Faneuil Hall, la casa de Paul Revere, Old nort House, Copp's Hill Burying Ground, USS Constitution o el Bunker Hill Monument.

Recorrer este camino de ladrillos rojos te asegurará recorrer todo lo principal del centro de Boston, de modo que es imprescindible que lo hagas. A su paso podrás ver, por ejemplo el Fanueil Hall Marketplace, un lugar encantador lleno de tiendas y restaurantes y muy animada por artistas callejeros.



En cuanto al alojamiento, me encontré que Boston era una ciudad bastante cara, por lo que, ya que iba en coche, no me importó "alejarme" un poco del centro. Así di con un precioso vecindario en la bahía de la ciudad: Winthrop. Se trata de una zona llena de casitas típicas americanas, muy tranquila y con unas vistas de Boston absolutamente maravillosas.

Allí, es muy recomendable el hotel The Inn at Crystal Cove on Boston Harbor. Se trata de un complejo de edificios típicos, muy bien cuidado, con vistas excelentes y, si el tiempo te permite aprovecharlo, piscina. Además tiene parking gratuito. Un punto negativo es que no cuentan con cafeteria ni servicio de desayuno, pero bueno en las inmediaciones del hotel hay un par de bares.



Antes de partir hacia la siguiente parada del road trip, decidimos visitar Salem, el famoso pueblo de las brujas, que se encuentra a sólo 20 minutos de Boston. Pero eso os lo cuento en el próximo post.


También podría gustarte

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Subscribe