De vuelta de las vacaciones: Así ha sido mi roadtrip por Estados Unidos

20:07


Se acabó lo que se daba. El verano 2015 se ha terminado, al menos en lo que a vacaciones y viajes se refiere. Acabo de regresar de mi viaje de este año que ha consistido en, por fin, cruzar el charco y conocer una ciudad que hacía mucho tiempo quería visitar: Nueva York.

En los próximos días, y a través de diferentes post, os iré detallando cómo ha ido en cada día o destino, pero hoy quiero hacer una primera introducción para detallar en qué ha consistido mi ruta y cómo la he preparado. Porque ya que teníamos dos semanas por delante, no hemos querido quedarnos sólo en Nueva York y hemos aprovechado para conocer parte de la costa este y un poquito más.




Lo primero que quise tener en cuenta es el tiempo. La principal duda era cuántos días pasar en Nueva York si, además, era mi primera vez. Todo el mundo me decía que mínimo 6 días, otros 9... finalmente opté por 6 noches y 7 días, pero repartidos en dos, ya que NYC era la ciudad de llegada y salida a Madrid. Una vez decidido este primer e importante detalle, me puse delante del mapa y empecé a dibujar posibles rutas. Había ciertas paradas claras: Bostón, Lancaster, Washington y Montreal. Sabiendo esto, y teniendo en cuenta que tendríamos por delante 6 noches y 7 días de coche, planteé rutas que no fueran más largas de 3 o 4 horas. Tampoco era cuestión de tirarse cada día una eternidad al volante.

Así, la ruta ha sido la siguiente:

- Nueva York: 4 Noches.

- RoadTrip día 1: Nueva York - Boston. Cogimos el coche a las 9 de la mañana. Si todo iba bien, a las 12:30 podríamos estar en Boston. He decir que mi previsión de 3 horas y media de camino se convirtieron en 6 y media por un intenso atasco... En esta parada nos alojamos en la bahía. Los hoteles de Bostón era carísimos, y la bahía nos prometía unas preciosas vistas del skyline de la ciudad.

- RoadTrip día 2: Boston - Salem - White Mountain Forest. A 20 minutos de Boston está Salem, ciudad famosa por la quema de brujas y que merece una visita. Es pequeña, de modo que tampoco nos robó más de un par de horas. Después, nos esperaba el White Mountain Forest, un parque nacional precioso, lleno de alojamientos en la montaña y complejos hoteleros estupendos con piscina, barbacoa, campos de golf... y un montón de actividades en la montaña como senderismo, rafting, tirolinas, visita a cuevas...


- RoadTrip día 3: White Mountain Forest - Montreal. Nos hacía ilusión cruzar a Canadá, y Montreal era la primera ciudad que nos encontrábamos. A unas 3 horas del parque nacional se encuentra esta ciudad que, bueno, tampoco ha merecido tanto la pena y que bien podría cambiarse por otra parada. Quizás os preguntéis por qué no ir a las cataratas del Niagara. Bueno, hubo dos razones: se escapaba en kilómetros bastante de la ruta, y mucha gente me había dicho que, pese a su fama, tampoco merece tanto la pena.

- RoadTrip día 4: Montreal - Albany. En Albany no hay absolutamente nada. Pero esa ciudad era simplemente nuestro destino de descanso. Ahí sólo pensábamos dormir. Lo importante ese día era el trayecto y las paradas entremedias. Esta etapa del tirón duraría unas 4 horas y medias, pero como digo, hay varias paradas que hay que hacer. Con llegar a Albany para dormir... más que suficiente. Las paradas necesarias: Burlington, Lake George y Saratoga Springs, 3 pueblos bañados por varios lagos que son preciosos y donde se respira una atmósfera muy especial, y la granja de Shelbourne, al lado de Burlington. Además, de Burlington a Lake George había que cruzar con un ferry, de modo que otra experiencia más.


- RoadTrip día 5: Albany - Lancaster. Esta jornada también era de las "largas", unas 4 horas de viaje. Pero merece tanto la pena llegar a Lancaster, la región de los Amish, que es muy recomendable. Los Amish son personas que viven alejadas de la tecnología. Y verles cómo viven, cómo visten, lo que comen, sus transportes en caballo, etc, es muy muy interesante. Además, Lancaster es muy bonito y la zona está plagada de puentes y paisajes de granja americana que son una pasada.

- RoadTrip día 6: Lancaster - Washington. Jornada corta, de unas dos horas y medias, para conocer la célebre, e imperdible Washington. No necesita presentación... la Casa Blanca, el Capitolio, el cementerio de Arlington... ¡Maravillosa!

- RoadTrip día 7: Wahsington - Philadelphia - Nueva York. Saliendo temprano de Washington, y teniendo en cuenta que habíamos puesto como hora de devolución del coche las 19:00 de la tarde, teníamos tiempo de sobra de parar en Philadelphia, justo a mitad de camino entre Washington y Nueva York. Tuvimos tiempo de patear el centro, la calle más antigua de Estados Unidos, la famosa campana de la libertad y hasta de probar su célebre Steak & Cheese.

- Nueva York: 2 noches más antes de volver a España. Dos días ideales para conocer un par de barrios que no pudimos los primeros días, hacer compras y estar más relajados que los primeros días que fueron más intensos por nuestra ansia de verlo todo.

Y esta ha sido la ruta que nos ha tenido ocupados casi casi 2 semanas y que volveríamos a hacer mañana mismo si pudiéramos. Os emplazo a leer el blog los próximos días donde iré detallando cada parada.

También podría gustarte

0 comentarios

Popular Posts

Like us on Facebook

Subscribe