Viajar a San Francisco: preguntas y respuestas para preparar el viaje



San Francisco fue el inicio y final de nuestro viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos. Pasamos allí un día a la llegada, al día siguiente alquilamos un coche, y al final de la ruta, pasamos otras 4 noches en esta ciudad que es absolutamente fascinante.

Tengo que decir que, de todo el viaje, era la parada que menos expectativas me generaba. Pero una vez visitada, debo reconocer que es de lo que más me ha encandilado.

Vayamos por partes analizando todo lo que debes saber para preparar un viaje a la ciudad.

¿Cómo llegar a San Francisco?

Nosotros, claro, llegamos en avión. El aeropuerto de San Francisco está al sur de la ciudad, a unos 21 kilómetros del centro. llegar al centro no es complicado, ya que desde el mismo Metro (BART) lo haréis en unos 20 o 30 minutos dependiendo qué zona de la ciudad os venga mejor. El coste es de 9 dólares. En las máquinas expendedoras del billete nos hicimos un poco de lío, porque en ninguna funcionaban las tarjetas españolas y no daban cambio... Pero un revisor nos explicó que podíamos meter dinero de más que la tarjeta almacenaría el dinero sobrante para siguiente viajes. Es decir: la tarjeta es recargable, guárdala, te servirá para el regreso al aeropuerto.

Aunque no fue nuestra opción, también podrás elegir el autobús (líneas 292, 397 y KX) o el taxi, que puede costarte cerca de los 60 dólares...

Y por supuesto, siempre queda la opción de contratar el traslado desde el aeropuerto a tu hotel previamente. Eso sí, a la hora de seleccionar la hora de recogida ten en cuenta que para salir del aeropuerto pasarás un par de horas en el control de pasaportes...

¿Cómo moverse por San Francisco?

San Francisco es inmensa, y cuando preparaba el viaje observé que el metro (BART) y los tranvías no llegaban a todos los puntos de la ciudad. Eso me hizo pensar que quizás la movilidad sería complicada, pero no ha sido así. El tranvía te llevará a los principales puntos turísticos de la ciudad y a los que no lo haga, que los hay, San Francisco tiene no pocas líneas de autobuses.



Si dudas en la ruta entre dos puntos, super recomendable usar Google Maps, que te dirá la línea de bus o tranvía que debes coger, e incluso el tiempo que tardará en llegar.

Otra aplicación imprescindible: Muni Mobile. Es la app oficial del sistema de transportes de San Francisco. Además de servirte como planificador de rutas, en esta app podrás cargar tu billete, y bastará con mostrar el código QR al conductor para subir al tranvía o bus correspondiente. Ojo, sólo los de la empresa Munimobile, que son la mayoría y principales (pero no incluyen BART). Existen tarifas especiales para visitantes, de 1, 3 y 7 días. Nosotros cogimos la de 3 días, con viajes ilimitados por 29 dólares.

Si el tráfico es fluido, quizás haya ciertos trayectos que te apetezca hacer en coche. Lyft es la aplicación que os puedo recomendar. Es como Uber o Cabify pero es la que encontramos más económica.

Y por último, puedes alquilar una bicicleta. Pero ten en cuenta las enoooormes cuestas que hay en la ciudad...

¿Es segura San Francisco?

Esta fue una de las principales preocupaciones que tuve. Mucha gente me había advertido que en San Francisco había mucha población indigente, y que en ocasiones provocaban problemas. Así las cosas, traté de evitar a la hora de alojarme la zona Tenderloin. Es donde más baratos son los hoteles, pero también donde más indigentes vas a encontrar. Y no son uno ni dos. Son muchos. Decenas. Pero tengo que decir que en los 5 días que estuvimos en la ciudad no presenciamos ningún incidente. Parece ser que San Francisco es una ciudad con muchas ayudas para indigentes, y eso ha provocado un efecto llamada que hace que vayan a ella personas sin hogar de otras ciudades cercanas. Y como digo, la zona de Tenderloin y Market Street está plagada. Es chocante ver una ciudad con tantas casas enormes y ricas, y de pronto encontrar tanta pobreza en el mismo centro de la misma... Dicho esto, repito que no vi ningún incidente, por lo que mi conclusión es que sí, que es segura.

¿Dónde dormir?

En todos mis años de viajero jamás había encontrar una ciudad tan cara para alojarte. Un buen pico del presupuesto se me ha ido en los hoteles de esta ciudad. Hasta el punto que he tenido que replantear mis necesidades y mis mínimos. Por ejemplo, jamás había dormido en un hotel en el que comparta baño con otros huéspedes. Aquí, sí. Era eso o pagar muchos cientos de euros por hoteles que, en todo caso, no dejan de ser "decentes". La mayoría de hoteles son precisamente con baño compartido, y en ningún caso con ningún lujo. Y la opción de AirBnb no me resultaba mucho más económica...



Así las cosas, nosotros pasamos dos noches en Perramont Hotel, muy cerca de Castro. Era una de las zonas que más queríamos conocer, por lo que quisimos estar cerca. La elección fue buena a nivel ubicación: pudimos ir andando a Castro y también a las famosas Painted Ladies. El hotel en sí es en realidad un hostal, con habitaciones medianas que incluyen una cama, una butaca, tv, toallas y un pequeño lavabo. Lo que se comparte con el resto de habitaciones son los baños y duchas. En nuestro caso no tuvimos nunca problema con esto, ya que los baños siempre estuvieron super limpios y disponibles.



Las otras 3 noches las pasamos en el City Center Inn & Suites, un hotel muy al estilo motel de carretera pero que sí nos ofrecía baño privado a un precio razonable (dentro de lo que es la ciudad...). Además, daban un pequeño desayuno con café, zumo, alguna fruta y bollería (muy básico, pero suficiente para salir del hotel con algo en el cuerpo). Este hotel se encuentra en el barrio de SOMA, a unos cinco minutos andando de Market Street, de modo que está bien situado para iniciar cualquier visita turística.

Booking.com
¿Hace frío?

Pues sí. A pesar de ir en Agosto y Septiembre, hace fresquete. Me lo habían advertido y así ha sido. No un frío de morirte, pero sí suficiente como para ponerte una chaquetita o sudadera, especialmente por las mañanas y las noches. Además, es muy frecuente que la ciudad se cubra de niebla a primeras y últimas horas del día. Suele luego despejar, pero he de decir que esta niebla hizo que nosotros no pudiéramos ver el Golden Gate en todo su esplendor hasta el cuarto día de nuestra visita.




Cómo tener conexión de Internet y 5G en San Francisco

Es bastante importante ir conectado a este viaje. Una de las razones es el uso del GPS que te comentaba anteriormente. Por ello, asegúrate si tu compañía tiene roaming o no. Si no es así, como era mi caso, no te preocupes, porque encontré unos días antes de viajar una solución que me ha conquistado: Holafly. Holafly es un servicio que te mandará a casa una tarjeta sim válida para Estados Unidos por los días que contrates, con Internet ilimitado y, en mi caso... ¡Resultó ser 5G! A excepción de algunos puntos del Gran Cañón o Death Valley, en el resto del viaje siempre tuve cobertura (en esos puntos, en todo caso, nadie tenía conexión). Podéis comprarla en el siguiente enlace y si introducís el código UNMAPAENLAMALETA tendréis un descuento del 5%.

Si tenéis alguna duda más sobre el viaje, no dudéis en dejar un comentario. En el siguiente post os contaré qué ver y visitar.

En este blog encontrarás enlaces de productos afiliados. Si decides pincharlos, nos ayudarás a seguir manteniendo el blog y a ti no te subirá el precio de tus reservas ;). Si te gusta nuestro blog, puedes seguirnos en facebook y mis fotos en Instagram.

Comentarios

Booking.com